¿Qué es la mansión del poder?

 Como pilar fundamental en este método, Pilates llamó a nuestro centro corporal “mansión del poder” refiriéndose a aquella musculatura que abarca, abdominales, glúteos y músculos de la base de la espalda, como un verdadero corsé abdominal, que nos permite mejorar la postura y dar calidad a cada uno de nuestros movimientos.

  La llamó “la mansión del poder” como un modo de significar la importancia de saber que si existe control en el centro de nuestro cuerpo puede asegurarse fluidez de movimiento y mayor control de las extremidades, tanto inferiores como superiores, aumentando la armonía y el bienestar físico, como así también el autocontrol corporal.